Mercedes-Benz Urban eTruck

19.07.2016

El Urban eTruck está basado en un chasis existente de Mercedes, en el que se han instalado dos motores eléctricos y unos enormes packs de baterías de iones de litio. Sobre el chasis del camión no hay nada especial a destacar, a excepción de la masa máxima autorizada del camión (MMA), de 26 toneladas.
Daimler confía en que la UE aumente en una tonelada la MMA de los camiones eléctricos no articulados, logrando una desventaja de sólo 700 kilos con respecto a un camión común. El Mercedes-Benz Urban eTruck es un camión pesado diseñado para el transporte de mercancías en ámbitos fundamentalmente urbanos. Pensad por ejemplo en el transporte de maquinaria de obras públicas. No es un camión diseñado para llevar carga de un lado a otro de Europa, llevar la movilidad eléctrica a esas circunstancias es mucho más difícil.
La autonomía especificada en un uso urbano por Mercedes es de unos 200 kilómetros. ¿De dónde saca la energía este camión de hasta 26 toneladas? De tres módulos de baterías, con una capacidad total de unos mareantes 212 kWh. Es el triple de capacidad que un Tesla Model S básico, para que os hagáis a la idea. Su naturaleza modular permitirá añadir o quitar módulos para diferentes aplicaciones del Mercedes-Benz Urban eTruck. El objetivo de estas baterías es alimentar a dos interesantes motores eléctricos, integrados en las ruedas.
Concretamente en el buje de las ruedas, muy cercanos al suelo – reduciendo el centro de gravedad – y con una transmisión directa independiente, realmente eficiente. Cada uno de estos motores desarrolla 170 CV de potencia, por lo que la potencia total del camión es de 340 CV. Puede parecer una potencia moderada, pero quizá te extrañe que su par motor total sea de sólo 1.000 Nm. No es una cifra demasiado alta para un camión, pero en combinación con una transmisión directa, el par motor máximo en las ruedas es de 22.000 Nm.
No, no sobra ni un solo cero en la frase anterior. Mercedes habla de una aceleración y cualidades dinámicas líderes en el segmento. Sus motores eléctricos no posibilitan una doble rueda trasera en el eje motriz. Han sido reemplazadas por un neumático único de unos tremendos 495 mm de sección, montado en una llanta convencional de 22,5 pulgadas. Este eje motriz es muy similar al de los autobuses híbridos Citaro, de los que ha heredado la tecnología, desarrollada junto al especialista en transmisiones ZF.
Este camión puede recargarse rápidamente mediante corriente continua de hasta 100 kW de potencia. Usa el estándar europeo Combined Charging System (CCS) Type 2 y a máxima potencia, podría estar completamente recargado entre dos y tres horas. Mercedes mostrará este camión en diferentes ferias del sector, y sus pruebas comenzarán pronto. No han revelado aún su diseño final, pero sorprende que mantenga una cabina convencional, ya que bajo la misma no hay un motor convencional, quedando liberado el espacio disponible.