Mercedes-Benz Clase X, el primer pick-up premium

22.08.2017

 Mercedes-Benz Clase X
Uno de los pocos segmentos del automóvil en los que Mercedes-Benz no estaba presente hasta el momento era el de los pick-up, todocaminos con un espacio de carga abierto y habitualmente empleados como vehículos de uso profesional.
Pero esta concepción clásica del pick-up cambia radicalmente con la presentación del nuevo Mercedes-Benz Clase X, que no es solamente el primer vehículo que la marca de Stuttgart ha diseñado para este sector, si no que es también el primer pick-up premium del mercado.
De esta manera, el Mercedes-Benz Clase X toma como base los pick-up más eficaces y fiables del mercado, y les aplica el ADN de la marca, dotando a este nuevo modelo de motores más potentes (gasolina X 200 de 166 CV, y diésel X 200d Turbo de 163 CV, X 250d Biturbo de 190 CV y X 350d 4Matic V6 de 258 CV).
La estética del nuevo Clase X hereda casi en su totalidad el lenguaje de diseño que se mostraba en el Mercedes-Benz Concept Clase X presentado el pasado otoño. Descubrimos así un pick-up medio con un frontal prominente, unos pasos de rueda anchos y muy estéticos y, en general, un coche tan atractivo que demuestra que nos encontramos frente a un vehículo mucho más orientado a un uso lúdico que al profesional.
Este automóvil mide 5,34 metros de longitud, tiene una anchura de 1,92 metros y una altura de 1,82 metros, con una batalla de 3,15 metros. Con estos datos, el modelo ofrece un interior perfecto para cinco ocupantes unido a una capacidad de carga de 1.043 kilogramos. Si se quiere usar con remolque, en función del motor, el Clase X puede arrastar entre 1,6 y 4,5 toneladas.
Los detalles premium de este nuevo pick-up están presentes en cualquier parte. Así, el vehículo puede equipar faros LED, llantas de hasta 19 pulgadas, cámara con visión en 360º y asientos calefactables, pero es en su interior donde realmente se descubre el carácter premium. Y es que hasta ahora, ningún pick-up en el mercado ha sido capaz de ofrecer un habitáculo equipado con materiales de tanta calidad. De hecho, tanto la consola central, con una pantalla digital de 8,4 pulgadas, como la posición del volante, nos hacen pensar que nos encontramos en una berlina.
El sistema multimedia Comand Online de Mercedes-Benz permite una gran conectividad, pues se accede a la aplicación Mercedes Me Connect que abre un mundo de posibilidades y aplicaciones al conductor. Además, el vehículo cuenta con un gran listado de sistemas de seguridad, como el asistente de arranque en pendiente, reconocimiento de señales de tráfico o asistente de frenado en caso de colisión.
El Clase X dispone de 3 acabados: Clase X Pure, de uso profesional; Progressive, a medio camino entre el coche de trabajo y de ocio, y Power, la versión más equipada y perfecta para viajar.
En función del propulsor elegido, el coche cuenta con tracción trasera o tracción total, ya sea conectable o permanente.
El nuevo Mercedes-Benz Clase X será fabricado en España y se comercializará en nuestro país a partir del mes de noviembre.